miércoles, diciembre 12, 2007

Diamante

Estoy muy atrasada. Todavía no conté cómo fue que llegamos a la Iglesia -con la Guiye, maquillaje y energía blanca- casi 1 hora y media tarde. El sacerdote, odiado, ya se había sacado la sotana. Estaba en jogging, y en cuanto aparecí me hizo un squetch: "El maquillaje de la novia es muy importante... no lo voy a negar. Pero mi tiempo también lo es. Yo en este momento tenía que estar en otro lugar". "Perdón, M", le dije. Habíamos estado conversando cordialmente, una o dos semanas atrás. Hablamos de von Wernich. De la necesidad de juzgar y castigar a los represores. Hablamos de Nietzsche; de un cristianismo sin Dios. De los filósofos italianos. De los colegios católicos en la Argentina y de la necesidad o no -de la Iglesia- de erradicarlos. Un asco, la charla, ya lo sé. Lo siento.
Unos cuántos días más tarde, cuando vio que ya estábamos cayendo más de 1 hora tarde a la boda, tomó el celu de mi suegro, y me llamó. Estábamos en un taxi, en pleno viaje: "Yo tengo otras cosas que hacer, no te puedo esperar hasta cuando a vos se te ocurra llegar", me tiró. "Perdoname, M. La verdad es que nos atrasamos mucho. La novia tuvo algunos inconvenientes con el maquillaje...". ¿Después de Nietzsche y la muerte de Dios, problemas con el maquillaje? Okay... Pero, ¿y con qué otra cosa, sino?
"¡No! ¡No me podés decir que te atrasaste con el maquillaje! ¡Es una falta de respeto!, ¡Si no llegan en 15 minuotos... Me voy!". Llegamos en veinte, y me hizo el squetch, en vivo. Lo demás es historia.
Pero, todo eso no es nada al lado de lo que fue la Fiesta -la más hermosa fiesta del mundo. Increíble, realmente. Al final, 7e7é lloraba porque no quería que se terminase jamás. "Fue la noche más feliz de mi vida", decía. La mía también, pastel. Por lo menos hasta ahí, porque la vida siguió haciéndose cada vez más hermosa. Y con ella, nosotros también.
De repente, unas semanas después, 7e7é estaba rari. ¿Se sentía mal? No exactamente. Era el yenismo. Se hizo un evatest. No le dio crédito. "Debo haber hecho algo mal", dijo. Se hizo otro a las tres horas... ¡y ya eran dos evatest positivos!
Hospital Italiano: "Estás re-embarazada", dijo una médica de guardia. Pidió análisis de sangre y ecografía. Entonces vimos por primera vez a Diamante. Dos centímetros, casi: 19 milímetros, ¡169 pulsaciones por minuto! Para decirlo con Miky Rourke, 7e7é está de 9 semanas y media, y nuestro hijo nacerá el 10 de julio de 2008 (entre 10 días antes o depués).
¿No es una maravilla? Sólo un Dios Muerto podía hacer posible semejante fantasía.

4 comentarios:

tililili dijo...

Sin palabras,revivir la furia del cura me mata.
Revivir la vision de Diamante en la ecografia. . . sin palabras
Dios no tiene mucho que ver.

MARIA dijo...

que emocion!! empieza la segunda camada de bebes en nuesta gran familia!!! quienes seran los proximos??? muchas felicitacionesssssss!!!!

Mariano Dorr dijo...

7e7é esperaba una entrada un poco más interesante, teniendo en cuenta que se trata de Diamante. Y tenés razón, baby. La acabo de releer y es un bodrio. Prometo afilarme un poco para la próxima. Es que... la escribí a la tarde, sin tiempo. 7e7é me esperaba en Las Cañitas a las 19.30hs, y eran las siete menos cuarto y apenas estaba terminando de ver qué onda con el padre Maxi y la sotana.
Perdón.

tete dijo...

me haces reir tanto, corazón